domingo, 7 de mayo de 2017

¿Tienen las mujeres maduras que usar lencería?



Cada vez vemos ropa interior más elaborada, hechas con materiales más cómodos, más flexibles, que se adaptan mejor a la forma del cuerpo, y con adornos más delicados y artesanales. Desde las prendas más básicas hasta las más sofisticadas están hechas y pensadas para resaltar los encantos naturales y disminuir las imperfecciones del cuerpo femenino.

Pero si os dais cuenta, todas esa sexy lencería que vemos en los escaparates, en los anuncios de televisión, o en la publicidad de cualquier revista, está presentada por chica jóvenes, con cuerpos casi perfectos y con la belleza natural que da la juventud, una piel firme y, por qué no decirlo, algunas operaciones de estética muy bien hechas. Muchas veces da la sensación de que no merece la pena usar ropa interior atractiva y sugerente si no se tiene esa clase de cuerpo, cuando en realidad, el objeto de la lencería es exactamente el opuesto: hacer atractivo cualquier cuerpo.

Por eso, quizá el título de este post no esté bien formulado. La cuestión no es si las maduras xxx tendrían que usar lencería, porque la respuesta no puede ser otra más que un rotundo "sí"; en realidad, el asunto sería si la lencería se elabora pensando en todo tipo de cuerpos, y más que nada en los maduros, que poco a poco van perdiendo su lozanía y necesitan ayuda extra para seguir viéndose deseables y bien formados, en la medida de lo posible. Y quizá ahí radique el problema.

Estoy dispuesta a admitir que, por suerte, los fabricantes de lencería actuales piensan en cómo ir disimulando una serie de defectos en las mujeres que se salen de los cánones de belleza actuales: pechos pequeños, pechos grandes, cartucheras, caderas anchas... Sujetadores, braguitas, prendas push-ups, medias reductoras; todo esto sirve para intentar que cualquier mujer mejore su aspecto físico. Pero ¿y cuándo una pasa de los 40? ¿En realidad es fácil encontrar en el mercado prendas de lencería que ayuden a rejuvenecer el cuerpo, y que a la vez sean útiles y de uso diario?

Ahí justamente radica el problema, en que un conjunto sexy, o una prenda erótica, no parecen muy pensados para que lo usen las señoras de cierta edad. Y las que lo hacen, han de contar o bien con un cuerpo espectacular a sus años, o con una total falta de complejos, para ignorar el que a ellas no les quede tan bien como a chica con 20 o 30 años menos. En cualquier caso, no hay que dejar de intentar verse lo mejor posible, y no porque así lo dicte la moda, sino para sentirnos mejor con nosotras mismas.

martes, 10 de enero de 2017

La importancia de la lencería erótica

Hol@ chicas, encantada de saludar a todas las forofas de la moda que, como yo, no pueden dejar pasar un día sin saber que se cuece en ese mundillo. Reconozco ser una auténtica fashion victim, aunque considero que todavía conservo algo de sentido común y no me dejo arrastrar por tendencias estrambóticas por muy en alza que estén, aunque eso me lo diréis vosotras de ahora en adelante.
Es curioso que en los multitud de blogs de moda que ahora pululan por internet, se pueda ver un factor común; y es que no se nombre casi nunca a la lencería. Curioso digo porque, aunque es cierto que en un principio no es algo que se vaya a ir viendo por ahí y que vaya a crear tendencia estética, está claro que para la mujer es una parte muy importante de nuestro atuendo, sin olvidar que son las primera prendas que nos colocamos cada mañana al vestirnos y con las que pasamos la mayor parte del día restante. Y no parece que se le dé mayor importancia.
Es cierto que existen algunos espacios dedicados exclusivamente a la lencería (¡como olvidar los desfiles de Victoria's Secret y sus ángeles) y algunas tiendas que sólo ofrecen productos de ese tipo, pero son claramente una minoría. Y yo siempre me he preguntado por qué, ya que la lencería forma parte de una faceta tan importante en los humanos como es la sexualidad, y aunque se supone dirigida en su mayor parte a las mujeres, esto no tiene por qué ser así, ¿o acaso a vosotras no os gusta ver a vuestras parejas con unos slip bien ajustados, que se peguen al cuerpo masculino y que sienten como un guante?



Pero más allá de usarla como un elemento de atracción para el otro sexo, lo que la convertiría en lencería erótica, estas prendas deben hacer que nos sintamos bien con nosotras mismas. Las hay de mil tipos y formas: reductores, realzadores, de algodón, de seda, de raso, con encajes, con aros, sin ellos, push-ap... Las características son infinitas, o al menos pueden ser tantas como tipos de mujer (o de hombre) puedan existir, con lo que no hay excusa para tratar con cuidado esa parte de nuestra vestimenta diaria y adaptarla a nuestro cuerpo y a nuestra actividad.
No dejéis de mimar vuestra ropa interior, y gracias a internet y a esta humilde servidora podremos estar a la última sobre las tendencias que nos traiga este nuevo año que acaba de empezar. Y para despedirme este vídeo sobre el último desfile que las fantásticas bellezas de Victoria's Secret realizaron en París, así podremos ir pillando ideas (aunque no a todas nos quedaran estas prendas como a ellas, jeje).